domingo, 27 de mayo de 2012

Decaf

Hoy he tomado la decisión de no tomar cafe los domingos. Verán, por lo regular me tomaba al día unos cinco o seis cafés, pero desde que me cambiaron la tubería de la bomba de la gasolina, me tienen limitado a dos diarios, máximo tres, y como la operación fue del corazón, no del cerebro, pues sigo siendo extremo y tomo tres cafés de medio litro al día. El problema esta en que el domingo, es un día anterior al lunes y quieran o no, el cuerpo y el cerebro por esta razón, generan estrés y adrenalina.  Es decir, por el simple hecho que el lunes es día laborable y,  después de echar la tremenda hueva dos días, la mezcla de cafeína,  estrés y adrenalina me provocan insomnio y los domingos - lunes termino dormido a las dos de la mañana y solo duermo tres horas, créanme, eso fastidia el día. Así que ya no tomare cafe los domingos aunque este que me lleve el chanfle... Tampoco debo ver el chavo del ocho.

5 comentarios:

  1. HOla Sender, casi segura que si te comenté el post anterior, pero igual te digo BIENVENIDO de nuevo al ambiente bloggero, no te lo quería decir pero lo tengo que reconocer (así seré mejor persona) te extrañaba.
    Me da gusto que estés estable, ahora a echarle ganas y por fas cuidate mucho, ya no le exageres al café y si deja de ver el chavo del ocho.
    Saluditos!

    ResponderEliminar
  2. De verdad que por el chavo del ocho estamos como estamos.

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.