viernes, 8 de abril de 2011

El Renglón Torcido

Sigo con la idea que mi mujer en las noches, ya que me duermo, me agarra a golpes. Hoy, amanecí como si me hubiera atropellado un camión de volteo cargado de piedras. Mi cabeza se niega a voltear a la izquierda y si lo intento, me duele hasta la rabadilla.

El brazo derecho esta como entumido y el musculo, si albur, que va del codo al hombro esta como engarrotado aunque, viéndolo bien, creo que el asunto es más grave aún, el famoso tobillo del remo derecho, lo tengo hecho un desbarajuste, si estiro la pata solo un poco, siento que la mollera se va para atrás. Así de grave esta el asunto. Me voy a tomar una aspirina a ver si se me quita.

Otra solución sería ir a que me den un masaje, pero valen 500. Estarán la mayoría de acuerdo que sale mejor ir a los masajes de 350 con final feliz, aunque sus poderes curativos sigan en tela de juicio.

2 comentarios:

  1. La otra opción es que te lances debajo de las ruedas de un tráiler cargado de cemento, así te acaban de desmadrar por completo... y dejarás de sufrir. ¡Las dos cosas al mismo tiempo!

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.