martes, 12 de octubre de 2010

Comida Exótica

Aprovechando el comentario que mi estimada Gaviota, la del blog no la de Peña Nieto, hizo al post anterior, quiero dejar en claro mi postura en relación a la gente que, por azares del destino, llegan aprobar esos raros platillos que por lo general en Oaxaca se preparan, si eso de comer hormigas, chapulines, grillos, mosquitos, garrapatas, lagartijas, alacranes etc.

Tomando en cuenta que casi siempre estos extraños manjares, siempre su degustación es con harto chile y limón, siempre tienen el mismo gusto, es como la gente que come un coctel de camarones o mariscos con chile, limón, cátsup etc. Saben exactamente igual que los grillos con chile y limón, la diferencia es solo en la consistencia.

Un buen platillo debe apostar su sabor, en base a que mientras menos aderezos tenga sea muy sabroso, claro que son cuestiones de gusto, comer estos insectos y alimañas, solo al mexicano se le pudo haber ocurrido, sin tomar en cuenta claro, los exóticos platillos de la india, china, corea y demás países que también tienen su falla cerebro-gastronómica muy particular.

Yo por lo pronto, hoy me voy a comer unas ricas enfrijoladas con pollo… ¿Gustan?

4 comentarios:

  1. usuuu... ya me diste más hambre y eso que acabo de almorzar eh!

    ResponderEliminar
  2. jajjajaja!!
    Ya entiendo porque no me contestaste a mi correo...
    Eres tremendote, uno que es foráneo se los come con harto chile y limón por lo extraño que son y por la no costumbre, pero los lugareños se los comen de muchas formas más.
    En fin! cuestión de gustos. Provechito con tus enfrijoladas con pollito.
    Saludotes!
    Cuando te veo en línea?
    =P

    ResponderEliminar
  3. Las enfrijoladas son con queso panela y salsa de tomatillo. Como que pollo....



    A verdad?


    Invíteme a comer.

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.