sábado, 21 de noviembre de 2009

Factor Sorpresa

Como todo mundo sabe, lo correcto en las vacaciones es cultivar el huevo, esto solo se logra descansando y realizando solo las actividades mínimas que aparte, no requieran mucho esfuerzo. ¡Aaaaah! pero siempre, existe el factor sorpresa.

Después de que el martes, por razones que ustedes jamás entenderían, tuve que ir a la oficina, ya en la noche me sentía con el ánimo animado y casi relajado, pero no contaba yo con la astucia de mi mujer, pues se le ocurrió que como un buen detalle de mi parte y el miércoles ya no tendría que ir a la oficina, podría yo llevar a las niñas a la escuela y a ella a su oficina y en la tarde pues ir por ellas de nuevo.

Aquí debo hacer una aclaración para que más o menos le midan el agua a los camotes de lo que significa este pequeño detalle:

De mi casa a la escuela de las niñas son como cinco kilómetros, que debido al flujo de transito matutino, nos toma de 15 a 20 minutos llegar y de la escuela de las niñas. Para ir a la oficina de mi mujer, que es hasta el lado contrario de manzanas, son otros 15 kilómetros y 40 minutos de recorrido.

Así que en resumen, mi primer día verdadero de vacaciones maneje 80 kilómetros aproximadamente en tres horas, y todavía las invite a comer al Vaquero.

No se, mi mujer que piensa, se aprovecho de mi solo por que ese día era su cumpleaños… pero ya viene el mío y estoy planeando la venganza.

7 comentarios:

  1. con que no le concedas el divorcio, qué más venganza quieres...

    ResponderEliminar
  2. Deberías dejarlas en la escuela unahora antes, evitas tránsito, llegan temprano y se ponen a jugar, así me hacían mis papás y mira qué bien salí :D

    ResponderEliminar
  3. a ver en que acaba esta historia tormentosa jejeje XD

    ResponderEliminar
  4. quiero ver quien sale con el ojo morado, jajjaa
    ah no!!
    Me da gusto saber de ti que lo cultivas muy bien......
    dale mucho cariñito.

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.