viernes, 3 de agosto de 2012

La Verdadera Levedad del Ser


¿Qué onda raza de bronce y plata?

No se ustedes, pero a mí me da vergüenza, más bien pena, ver en las olimpiadas, a esos pobres seres, que son los paisanos esos que nadie en su pinchurrienta vida, había sabido de ellos, pero que por asares del destino, resultaron algo sobresalientes en algún deporte o actividad olímpica.

Les empieza a ir bien, califican a las finales, toda la indiada se emociona con ellos, se aprenden sus nombres, se enteran que son muy buenos para el tiro al arco, que desde niños cazaban mapaches con su resortera, repartían periódicos para pagarse las clases de tiro, uno vio Robin Hood con Kevin Cotsner seis veces y el otro salió de Guillermo Tell, en dos obras de Jodorowski y cuando ven, que ya es seguro que van a perder, empiezan, bueno empezamos, por que yo también lo hago, con el clásico: Es lo de siempre, estos nomas se fueron a pasear, que se regresen nadando y estos pobres weyes mortales, de ser unos desconocidos, que vivían muy tranquilos su mugre vida, pasan a ser una vergüenza nacional.  

Y todo esto en dos horas.

1 comentario:

  1. Ouch!!
    Que malo eres, a las chicas les fue bien. Para mi si la hicieron.

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.