martes, 1 de junio de 2010

Idea



Cada que termina un sexenio presidencial, al presidente y a su gabinete saliente, se le debería arraigar en su casa o en algún lugar destinado para esto, mandar hacer una auditoria por alguna compañía extranjera de gran prestigio y en base a los resultados, a los honrados darles su lugar en la historia y a los corruptos, meterlos a la cárcel.

5 comentarios:

  1. Ya no caben en la carcel wey, ¿cómo quieres doblar la poblacón de reclusos si ni acostados de a 6 por cama tienen cabida?

    ResponderEliminar
  2. que paso mi sender, te hiciste perredista?

    A esos maestrazos los consideran patrimonio nacional.
    que es lo mas koolaid. ;S

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.