lunes, 19 de abril de 2010

La Teoría de Don Pepe


En el Bingo;  Juegas con cuatro cartas de quince números cada una, que van del 1 al 90 como una rifa. En cada jugada, la maquina te da 30 números. Con estos números, tienes que formar figuras que el juego tiene establecidas y son los que te dan créditos. Según sea la figura son los créditos que te paga.

Puedes formar desde una línea de 5 números, que te regresan lo que pagaste o hasta llenar una de las cartas o sea los quince números de una carta que son el bingo. Si estas a punto de formar una figura después de los primero 30 números, la maquina te vende los siguientes números y su valor esta determinado, en relación a la figura que puedes formar.  Es decir, si te falta por ejemplo, el número 31 para hacer un cuadro central y juegas de un crédito, el numero extra pude llegar a valer un crédito, si la compras y te da otro numero te la sigue vendiendo. Lo  máximo que te vende la maquina son ocho números y del jugador depende, cuanto quiere gastar para un cuadro central que paga 50 créditos.  Después del sexto numero vendido, por lo regular, cada número extra aumenta de valor. Puede uno comprar los ocho siguientes números, pero nada te garantiza que obtengas el numero deseado.  Si el jugador no desea comprar más, detiene la jugada con un botón y continúa el juego.  

Es aquí donde inicia La Teoría de Don Pepe.  Según Don Pepe una vez que detienes el juego e inicias otro, la maquina automáticamente lanza, en los primeros números, los que no compraste, y que en ocasiones es o son, los números que esperabas para obtener más créditos.

Esta Teoría tiene actualmente muchos seguidores, que están siempre al pendiente de revisar si tenían chance de ganar más o se salvaron de no comprar y malgastar sus créditos.

Yo como hombre sensato le he expuesto y explicado a Don Pepe, que esto no puede ser posible, ya que cada nuevo juego es una nueva rifa. Y que de no ser así, en cada jugada caerían números que no salieron en la jugada anterior, lo cual nunca ha ocurrido.

Don Pepe se muestra reacio a este razonamiento, ya que según él, esto se lo dijo una persona que trabaja en el casino y que él debe de saber de lo que habla. Se, por que lo he notado, que a veces Don Pepe tiene sus dudas respecto a su teoría.

Muchas personas se han declarado totalmente sometidas a la Teoría de Don Pepe y yo y otras personas, hemos sido claros al no aceptar tan extravagante, infundada y tonta teoría. Algunos incluso, han llegado a manifestar que la teoría de Don Pepe tiene muchos errores, pero siempre revisan los números de sus siguientes jugadas.

Cada que hay oportunidad, aprovecho cuando alguien comenta después de iniciar una nueva jugada, que si venían los números que esperaba, que todo esto de la Teoría de Don Pepe carece de fundamento y que es inútil hacer la revisión constante de ello. Aunque tampoco debo negar que en ocasiones he revisado mis números y al ver que salen los que esperaba surgen en mi cierta pregunta  ¿Y si Don Pepe tuviera la razón?

1 comentario:

  1. a esa 'duda razonable' se le llama 'azar', estimado Sender. ese es el chiste del juego.

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.