martes, 2 de marzo de 2010

Solución Final

Una solución viable para el problema de la invasión homosexual que el mundo está sufriendo, seria darles a toda la bola de maricones su propio país. Como sucedió con los enfadosos judíos los podemos mandar a Madagascar eso me parece bien, o incluso, un terreno más grande Groenlandia.

México podría aprovechar lo coyuntura y deshacernos de los Michoacanos y Veracruzanos de una vez por todas.

2 comentarios:

  1. oops!
    Que post tan racista!!
    jajaja
    Algo te ha de haber pasado!
    je

    ResponderEliminar
  2. Y te imaginas la cantidad de viajes secretos que habría hacía ese encantador país?

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.