viernes, 14 de agosto de 2009

Sender Eleven M.A.

Una de las satisfacciones más gratificantes de ser Medico Aficionado, es que uno ayuda a la gente sin ningún otro interés que hacer el bien.

Desde que me gradué de la Facultad Virtual de Medicina Aficionada de la Universidad por Internet Gómez García y Asociados, no he dejado de agradecer a todo los Doctores y Maestros que nos dieron clases y nos enseñaron todos sus secretos vía Messenger y que incluso, se han vuelto muy entrañables amigos, siguen hoy en día en mis contactos del chat y con frecuencia, atendemos en conjunto desde consultas hasta cirugías menores por medio de la cámara web.

En el ejercicio de esta afición, he atendido casos en verdad muy especiales, lo cual trae que la experiencia de esta labor sea harto gratificante, ilustrativa y al mismo tiempo excitante.

Hace unas semanas, me encontraba en mi consultorio, que tengo instalado en el pasillo a un lado del cuarto del baño, cuando llego Doña Delfina, una señora casi histérica porque le había salido una verruga en la nariz, lo más curioso del caso, era que la verruga era de esas famosas verrugas negras móviles, al principio, yo me mostré escéptico, primero revise si esa verruga no era una mosca, ya que es muy común que suceda este tipo de confusión en las señoras mayores de 50 años.

Una vez verificado y dando negativa la primera opción, procedí a palpar la extraña verruga para establecer su condición y definir si era consistente, blanda, liquida, semilíquida o punto de moco aguado. El cuerpo extraño, resulto ser de constitución blanda, cuasi acolchonada y con un pequeño olor a sándwich de jamón con pan de centeno, también note, que su sabor era una mezcla ligera de esencia de limón con ajo, igual note que estaba tímidamente unido a su nariz por un pellejo del mismo color de las nueces de la india, era delgado, muy elástico, resistente y que al tocarlo, hacia que la verruga se cambiara de lugar, a pesar de esto, considere que no tendría ninguna dificultad para extraerlo con una pinza adecuada, el problema es que la pinza adecuada no la he comprado y tuve en ese momento que improvisar con un cortaúñas.

Para iniciar propiamente la intervención quirúrgica, procedí a sedar a la paciente con ocho pastillas de Nytol quickgels y una cuba para ella y otra para mí de torres 10.

Olvide comentarles, que la señora Delfina, estaba desesperada desde que esa verruga a pareció en su vida, por ella se había vuelto la burla de sus amigas y compañeras de trabajo de la pastelería "La ilusión" -ubicada en la Avenida Elías Zamora No 33 esquina con Ejercito, abierto de lunes a sábado 06:00 a las 18:00 horas y los domingos de 06:00 a las 14:00 horas con teléfono 314 33 21431- además, su marido ya no se le quería acercar por miedo a que esa verruga fuera contagiosa.

Después de que la señora Delfina dejo de convulsionarse, iniciamos la intervención mi asistente y yo. En el primer intento de arrancar la verruga, esta se movió de su posición, que era del lado izquierdo superior del tabique nasal, hacia la parte inferior del mismo. En el segundo intento, la verruga cambio de nuevo de posición y se movió hacia el lado derecho inferior del tabique, por lo que tome un descanso debido a la tensión que empezaba a reinar en el consultorio.

Mi casi colega y asistente de once años de edad la pequeña Sendercita Jr. Que ya está cursando la segunda semana de tres que dura el curso de Medico Aficionado por internet, me sugirió que porque no, intentábamos agarrar descuidada a la verruga, al parecer esta se encontraba atenta a nuestros movimientos y se empezaba a mostrar lista para repeler cualquier intento por sustraerla.

El plan era bastante sencillo y a la vez complicado, debíamos distraer la atención de esta horrible verruga y en la primer chance, arrancarla rápidamente sin darle oportunidad de defenderse.

En la grabadora del consultorio pusimos la canción de Asereje que es tan contagiosa y esperamos que la música hiciera su efecto, lo que siguió a continuación, quedara grabado en los anales de la historia médica y aparecerá quizás como ejemplo práctico en todos los correos electrónicos de los médicos aficionados que actualmente están por terminar su curso.

La verruga empezó a bailar con buen ritmo por toda la nariz, su cadencia era hasta hipnótica debo confesarlo, hasta tierna de veía danzando la condenada, por poco y Sendercita Jr. y yo olvidamos que teníamos que eliminarla.

Con una destreza solo vista en un campeonato de tiro al gato, brinque al cuerpo de Doña Delfina y me subí en su panza, atrape con el cortaúñas a la verruga bailarina y la arranque de cuajo.

Algo que habíamos pasado por alto mi asistente y yo, era que al arrancar la rítmica verruga, la nariz de Doña Delfina empezaría a sangrar, era tan escandaloso el sangrado de Doña Delfina que nuevamente, tuvimos que improvisar un rápido remedio.

Al ver que la hemorragia era tan copiosa, agarre un post tip amarillo y lo pegue a la parte afectada, le di diez pesos a mi ayudante y la envié a la tienda por unos chicles motita de plátano y unos cigarros, una vez que Sendercita Jr. Me dio lo que le solicite, mastique de inmediato tres tablillas de chicle y se lo pegue en la nariz a la paciente, después, encendí un cigarro, y como lo indica el procedimiento del modulo III de Hemorragias Internas y Externas Caprichosas del manual del Dr. Agustín Gallardo -ilustre Medico Aficionado de la colonia vista hermosa de Colima- quite con cuidado el chicle de plátano que todavía esta bueno y apague el cigarro en la herida cauterizándola por fortuna, al cuarto intento.

Como a las tres horas de terminada la cirugía, la Señora delfina despertó y se reviso la cara, específicamente la nariz, y vio con alegría, que la verruga ya no estaba ahí, noto la cicatriz de un centímetro y medio que le había quedado en ella, pero al parecer quedo satisfecha, como nos comento y luego nos mostro, tiene otras doce iguales en el estomago y dice según ella, combinan muy bien con esta nueva.

Una cirugía como estas por lo regular en otros hospitales, cuestan alrededor de $500.00 pesos por verruga, Médicos Aficionados AC la tiene valuada en $48.35 mas descuento con credencial de elector vencida. Al querer pagar la Señora, le indique que no era necesario solo le cobraría con dos empanadas de la pastelería, una para mi asistente y otra para mi, por que como lo dije anteriormente, lo que más placer da en esta afición es hacer el bien A nuestros semejantes.

Epilogo:

Al retirarse la Señora Delfina, observe que la verruga que había dejado en una corcho lata de coca cola seguía con vida, pero se notaba en su semblante que estaba deprimida, un medico siempre antes de pensar en sí mismo, debe de pensar en el prójimo, no puede destruir a esta verruga que bailaba tan bien, mejor se la di en adopción a mi tía Altagracia, que cuenta en su haber o mejor dicho en su nariz, con tres verrugas del mismo tipo, Ahora Verrugueta, que así le pusimos de cariño. Vive feliz en la nariz de mi tía.

Sendercita Jr. y yo, la visitamos siempre los sábados un rato, para verla correr con sus amigas, para arriba y para abajo en la nariz de mi tía.

9 comentarios:

  1. aaaaaaw Me encantan los finales felices.
    Verrugueta debe tener un lugar especial en tucorazón ahora, ¿no?

    ¿Qué me recomendarías tomar para la gripe?

    ResponderEliminar
  2. Pollo:
    Toma de favor tres tabletas de Afrinex repetabs y 50 ml de Histiacil cada tres horas durante dos dias.

    ResponderEliminar
  3. con la marihuana no se obtienen esas visiones, más bien creo que fue puro chocomil... dicen que pega bien chiiiido...

    ResponderEliminar
  4. Zobec:
    Gracias colega.

    Polvo:
    Juro que no lo soy.

    Greg:
    eso si chocomilero de corazon.

    ResponderEliminar
  5. Creo que si le andas tumbando la chamba a profr Zovec y Sendercita Jr a su enfermera.

    ResponderEliminar
  6. osea y si la verruga en cuestión tiene una pareja de baile, la canción de Aserejé tiene el mismo efecto en ambos cuerpos?. o si son dos, cual canción sería recomendable?

    ResponderEliminar
  7. chachin; la macarena, por supuesto.

    Este cuentito se me antoja el primero de una serie llamada "historias para dormir rinocerontes y despistar tías solteronas"

    Ahora sé porque eso de especialista en cotorras

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.