martes, 17 de febrero de 2009

Control Remoto

Esto me vino a la mente leyendo el comentario que hace Mario en mi post anterior, son mamadas, que dependa uno tanto de esos aparatejos llamados controles remotos.

Como es un común denominador, para el hombre que es hombre y no emo de Querétaro las cosas funcionan así. Prende uno la televisión, recorre todos los canales y una vez sondeado todo el sistema de cable, empiezas a ver un programa y al primer comercial le cambias a otro y así pueden pasar ocho horas o más.

Pero cuando no encuentras el control remoto…

Una vez regrese a la Nanny de su casa para que me buscara el control remoto y en otra ocasión, lo rompió por que se le cayó, entonces la despedí, es que la vida no es vida sin control remoto… Es claro que la volví a contratar, es que cocinaba muy bien y etc. etc.

Mejor dicho es, vale más una Nanny que un pinche control remoto, nunca he sabido de un control remoto que prepare pechugas rellenas.

6 comentarios:

  1. la edad tan avanzada imposibilita a las personas a querer hacer esfuerzo fisico. Y los vuelve mas inutiles.

    ResponderEliminar
  2. HAHAHAha

    chale sender precisamente ahorita estoy buscando el pinche control para cambiarle al programa gacho que estoy mirando.

    jajajaja tengo la tele a menos de un metro pero YO OCUPO EL CHINGAO CONTROL

    ResponderEliminar
  3. Tampoco de un control remoto... que tenga las "pechugas re-llenas"...

    ResponderEliminar
  4. Samuel:
    O debo decir Sammy.

    Xhabtra:
    Me cae que esta del nabo yo tarde seis meses en encontrar uno y la Nany nomas lo rompio a la semana.

    07:
    para que te digo que no si, si, y bastante, lastima que se fue para buscar mejores oportunidades.

    ResponderEliminar
  5. a veces pasa, yo no veo la tele desde que se descompuso el control de la tele de mi cuarto

    ResponderEliminar
  6. ¡Ouch!, los hombres siempre se sienten dueños de dos cosas: la mujer y el control remoto, ¡pero no pueden vivir sin ambos!

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.