sábado, 20 de diciembre de 2008

Visitas

Ya llego mi cuñada que vive en SLP con sus tres plebes, ya mi mujer me quito la equinox, para irse a la playa con toda la chilanguiza y me dejaron el pinché corsa, que no va con mi personalidad arrolladora.

Lo único bueno, es que todo eso de las visitas de la hermana de mi mujer no tienen precio, quedo en completa libertad.

2 comentarios:

  1. A POCO NO DA UN CHINGO DE CORAJE QUE CUANDO TIENES ESTOS DIAS DE "LIBERTÁ" TODOS LOS COMPAS ESTEN OCUPADOS CON POSADAS Y COMPROMISOS FAMILIARES PARA AGARRAR "LA GIRA"

    ResponderEliminar
  2. Pos... lánzate a visitar a los "seres queridos"...

    ResponderEliminar

Yo no soy mamón, pon lo que quieras.